Rehogar / sudar / caer a blanco


El rehogado es una técnica de cocción que se basa en cocer los alimentos en un medio graso (aceite o mantequilla) y a fuego suave (entre 50 y 80 °C). El objetivo es que el alimento suelte sus jugos debido a la acción del calor.

Esta técnica tiene muchas similitudes con el sofrito. La diferencia fundamental es que en el rehogado la cocción es mucho más rápida que en el sofrito.

Aplicaciones

– Es habitual rehogar verduras para utilizarlas luego como base o complemento de otros platos. De este modo conseguiremos una textura suave del alimento. Se rehogan, por ejemplo, las verduras que posteriormente incluyes en un caldo.

Recuerda

– Esta técnica también se denomina sudar o caer a blanco. En el caso del rehogado en blanco tapamos la elaboración para que no se evapore el agua y evitando de este modo que las hortalizas adquieran color.

– En esta técnica utilizamos sartenes poco profundas y una cantidad mínima de grasa (aceite o mantequilla).

– En el caso de utilizar mantequilla deberemos eliminar el exceso de agua calentándola primero y decantándola después.

© Copyright 2005-2016 Recetasdiarias.com Todos los derechos reservados.

Este sitio emplea cookies de terceros para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Entendido | Más información