Rebozar a la romana


El rebozado a la romana es una técnica asociada a la fritura. Antes de freír, el alimento se pasa primero por harina y luego por huevo (previamente batido).

La temperatura debe ser alta (entre 160 y 170ºC) y el tiempo de fritura breve. El uso de la harina hace que el huevo se adhiera mejor al alimento.

Para rebozar se suele utilizar harina de trigo, pero también podemos usar harina de garbanzos (ideal para celíacos, ya que no contiene gluten). El resultado que obtenemos es igual de sabroso (o más). Además, la harina de garbanzos absorbe menos aceite que la de trigo. Una solución recomendada es mezclar ambas harinas, algo habitual en la cocina andaluza.

Aplicaciones

– Este rebozado se suele aplicar a hortalizas y pescados.

Recuerda

– El rebozado suele utilizarse en alimentos que contienen agua con el fin de que esta no se desprenda durante la cocción (dañando el aceite y salpicándonos).

– No olvides algunos consejos básicos para freír: no pinches los alimentos para que no absorban grasa, no reutilices el aceite y retira las partículas que se desprenden durante la fritura.

© Copyright 2005-2016 Recetasdiarias.com Todos los derechos reservados.

Este sitio emplea cookies de terceros para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Entendido | Más información