Asar al horno de gas


El asado al horno es una técnica de cocción en la que aplicamos calor seco directo al alimento a una temperatura entre 180 y 200 °C, y donde el calor se transmite por corriente de aire caliente.

Es conveniente, en un primer momento, cocinar el producto a alta temperatura para que se forme una capa protectora en el exterior que conserve los jugos del alimento. A esta operación se le llama sellado, o sellar la carne. Después podemos disminuir la temperatura para continuar cociendo el alimento más lentamente.

Se aconseja añadir algo de grasa en la superficie del recipiente que utilicemos con el fin de que no se peguen los alimentos.

Durante la cocción, es conveniente ir mojando toda la pieza de manera uniforme para que ninguna parte quede seca.

Al acabar, es conveniente dejar reposar el alimento en un ambiente templado.

Aplicaciones

– Existe numerosas recetas de carnes, pescados y verduras al horno: pollo al horno, merluza al horno

– También puedes elaborar algo tan sencillo como un puré de patatas. La cocción al horno de la patata le dará un sabor limpio y uniforme, conservando mejor sus vitaminas que si las hierves.

Recuerda

– El asado preserva al máximo el sabor de cada alimento, ya que no se mezcla con líquido.

– Cuando asamos, se aconseja añadir sal al final de la cocción.

– Asar es una técnica ideal para una cocina sana. Asando se pierden menos vitaminas que hirviendo y no se añaden calorías como al freír.

© Copyright 2005-2016 Recetasdiarias.com Todos los derechos reservados.

Este sitio emplea cookies de terceros para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Entendido | Más información